PROYECTOS DE PROFUNDIZACIÓN DE CONOCIMIENTOS
PROGRAMA DE ENRIQUECIMIENTO CURRICULAR
OBJETIVO
"El objetivo es que todo el alumnado alcance el máximo desarrollo posible de todas sus capacidades, individuales y sociales, intelectuales, culturales y emocionales para lo que necesitan recibir una educación de calidad adaptada a sus necesidades, garantizándoles una igualdad efectiva de oportunidades. La compatibilidad entre excelencia y equidad hace posible que estudiantes de cualquier procedencia social y económica alcancen la excelencia, siendo ésta, más bien, un reflejo de la motivación por aprender y del nivel de compromiso del alumnado dentro y fuera del centro".
ORDEN EDU/150/2013, de 14 de marzo 2013

En la convocatoria de este curso a nuestro Instituto se le han aprobado dos proyectos (enlace a la resolución)

" La multiplicación de las formas literarias y artísticas"
" Sistemas de control y robótica"





" La multiplicación de las formas literarias y artísticas"


LAS VANGUARDIAS
Resumen amplio del magnífico artículo de Wikipedia

En el terreno artístico, las llamadas vanguardias históricas son una serie de movimientos artísticos de principios del siglo XX que buscaban innovación en la producción artística.

El vanguardismo se manifiesta a través de varios movimientos que, desde planteamientos divergentes, abordan la renovación del arte o la pregunta por su función social, desplegando recursos que quiebren o distorsionen los sistemas más aceptados de representación o expresión artística, en teatro, pintura, literatura, cine, arquitectura o música, entre otros.

Estos movimientos artísticos renovadores, se produjeron en Europa en las primeras décadas del siglo XX, desde donde se extendieron al resto de los continentes, principalmente hacia América, en donde se enfrentaron al modernismo.

La característica primordial del vanguardismo es la libertad de expresión, que se manifiesta alterando la estructura de las obras, abordando temas tabú y desordenando los parámetros creativos: en poesía se rompe con la métrica y cobran protagonismo aspectos antes irrelevantes, como la tipografía; en arquitectura se desecha la simetría, para dar paso a la asimetría; en pintura se rompe con las líneas, las formas, los colores neutros y la perspectiva.


Contexto histórico y cultural

  • Desde el punto de vista histórico, el primer tercio del siglo XX se caracterizó por grandes tensiones y enfrentamientos entre las potencias europeas. Por su parte, la Primera Guerra Mundial (entre 1914 y 1918) y la Revolución Soviética (en octubre de 1917) fomentaron las esperanzas en un régimen económico diferente para el proletariado.
  • Tras los años 1920, época de desarrollo y prosperidad económica conocida como los años locos, vendría el gran desastre de la bolsa de Wall Street (1929) y volvería una época de recesión y conflictos que, unidos a las difíciles condiciones impuestas a los vencidos de la Gran Guerra, provocarían la gestación de los sistemas totalitarios (fascismo y nazismo) que conducirán a la Segunda Guerra Mundial.
  • Desde el punto de vista cultural, fue una época dominada por las transformaciones y el progreso científico y tecnológico (la aparición del automóvil y del avión, el cinematógrafo, el gramófono, etc.). El principal valor fue, pues, el de la modernidad (o sustitución de lo viejo y caduco por lo nuevo, original y mediado tecnológicamente).
  • Por su parte, en el ámbito literario era precisa una profunda renovación. De esta voluntad de ruptura con lo anterior, de lucha contra el sentimentalismo, de la exaltación del inconsciente, de lo racional, de la libertad, de la pasión y del individualismo nacerían las vanguardias en las primeras décadas del siglo XX.
  • Europa vivía, al momento de surgir las vanguardias artísticas, una profunda crisis que llevaría a la Primera Guerra Mundial. El capitalismo, en su fase imperialista, ponía en evidencia sus límites. Y su cuestionamiento se manifestaba, no solo en la política, sinos también en los sectores culturales y artísticos.
  • en este contexto hay que situar las exposiciones cubistas a partir de 1905, con Pablo Picasso y Georges Braque, y el futurismo con su su manifiesto de 1909 apostando por el futuro y rechazando a todo lo anterior.
  • Así se dieron los primeros pasos de la vanguardia, aunque el momento de explosión definitiva coincidió, lógicamente, con la Primera Guerra Mundial, con la conciencia del absurdo sacrificio que ésta significaba, y con la promesa de una vida diferente alentada por el triunfo de la revolución socialista en Rusia.
  • En 1916, en Zúrich (territorio neutral durante la guerra), Hugo Ball, poeta alemán, decidió fundar el Cabaret Voltaire. Esta acta de fundación del dadaísmo, explosión nihilista, proponía el sistema DD (Dadá) de rechazo total a todo.
  • Algunos de los partidarios de Dadá, encabezados por André Breton, pensaron que las circunstancias exigían no sólo la anarquía y la destrucción, sino también la propuesta; es así como iniciaron la aventura surrealista.
  • Breton y los surrealistas (es decir: superrealistas) unieron la sentencia de Arthur Rimbaud, «Hay que cambiar la vida» con la de Carlos Marx: «Hay que transformar el mundo».


external image 140px-Freud_ca_1900.jpgSigmund Freud


  • Surgió así el surrealismo al servicio de la revolución que pretendía recuperar aquello del hombre que la sociedad, sus condicionamientos y represiones le habían hecho ocultar: su más pura esencia, su Yo básico y auténtico.
  • A través de la recuperación del inconsciente, de los sueños (son los días de Sigmund Freud y los orígenes del psicoanálisis), de dejarle libre el paso a las pasiones y a los deseos, de la escritura automática (que más tarde cuestionaron como técnica), del humor negro, los surrealistas intentarían marchar hacia una sociedad nueva en donde el individuo pudiese vivir en plenitud (la utopía surrealista).
  • En este pleno ejercicio de la libertad que significó la actitud surrealista, tres palabras se unieron en un sólo significado: amor, poesía y libertad.

Características de las vanguardias históricas

  • Una de las características visibles de las vanguardias fue la actitud provocadora. Se publicaron manifiestos en los que se atacaba todo lo producido anteriormente, que se desechaba por desfasado, al mismo tiempo que se reivindicaba lo original, lo lúdico, desafiando los modelos y valores existentes hasta el momento.
  • Surgen diferentes ismos (futurismo, dadaísmo, cubismo, constructivismo, ultraísmo, surrealismo, suprematismo, rayonismo, etc.), diversas corrientes vanguardistas con diferentes fundamentos estéticos, aunque con denominadores comunes:
    • la lucha contra las tradiciones, procurando el ejercicio de la libertad individual y la innovación;
    • audacia y libertad de la forma.
    • el carácter experimental y la rapidez con que se suceden las propuestas, unas tras otras.
  • El poeta/artista/arquitecto vanguardista no estaba conforme. Como el pasado no le servía, tenía que buscar un arte que respondiera a esta novedad interna que el individuo estaba viviendo, apoyándose en la novedad original que se lleva dentro.
  • Reaccionaba contra el modernismo y contra los imitadores de los maestros de esta corriente; una conciencia social los llevaba a tomar posiciones frente al individuo y su destino.
  • Tenían que abandonarse los temas viejos, carentes de sentido y sin respuestas para el individuo nuevo.
  • En algunos movimientos había una tendencia a hacer plástica en la coloración de las palabras.
  • En la pintura ocurriría una huida del arte figurativo en favor del arte abstracto, suprimiendo la personificación. Se expresaría la agresividad y la violencia, violentando las formas y utilizando colores estridentes. Surgieron diseños geométricos y la visión simultánea de varias configuraciones de un objeto.
external image 160px-JoyceUlysses2.jpgPortada de la primera edición del Ulises de James Joyce.
  • En la literatura, y concretamente en la poesía, el texto se realizaría a partir de la simultaneidad y la yuxtaposición de imágenes. Se rompió tanto con la estrofa, la puntuación, la métrica de los versos como con la sintaxis, alterando por completo con la estructura tradicional de las composiciones (por ejemplo, en el final del Ulises de James Joyce).
    • Surgió el caligrama o poema escrito de modo tal que formara imágenes, con el objetivo de acabar con la tóxica sucesividad del hecho escrito o leído.
    • En la poesía se jugaba constantemente con el símbolo.
    • Las reglas tradicionales de la versificación necesitaban una mayor libertad para expresar adecuadamente su mundo interior.
    • Nuevos temas, lenguaje poético, revolución formal, desaparición de la anécdota, proposición de temas como el antipatriotismo.
    • El punto de vista del narrador comenzaba a ser múltiple.
    • Un vínculo estrecho entre el ambiente y los gustos del personaje.
    • Comenzaba a profundizarse en el mundo interior de los personajes, presentados a través de sus más escondidos estados del alma.
    • No era el tiempo cronológico el que tenía importancia, sino el tiempo anímico, y comenzó a tomarse en cuenta el aspecto presentacional, pues se limitaba a sugerir para que el lector complete; el autor comenzó a exigir presencia de un lector atento que fuese desentrañando los hechos presentados y fuese armando inteligentemente las piezas de la novela de nuestro tiempo.





SELECCIÓN DE VÍDEOS


Vídeo de gran interés para el proyecto pues, en lugar de reducirse a las artes plásticas, le concede gran importancia a la vertiente literaria, que va exponiendo en paralelo.

Lo único discutible es su estricta delimitación histórica, reduciéndolas al periodo de entreguerras, cuando lo suyo sería hablar del primer tercio del siglo XX, aunque ciertamente la Gran Guerra significó su definitivo protagonismo, al venir a trastocar todo y dando paso realmente el siglo XX desde el punto de vista de los cambios y transformaciones históricas.





AMPLIACIÓN